Habilidades del Coaching para el Desarrollo de Personas

 

El coaching es una herramienta muy poderosa para el desarrollo de la personas.

 

Es un proceso dinámico de aprendizaje a través del cual el coach (término que significa entrenador) ayuda al coachee (cliente de coaching) a alcanzar sus sueños y metas. El coach acompaña al coachee desde donde está hasta dónde quiere llegar, a través de la definición de un objetivo claro y luego a la aplicación de herramientas y técnicas adecuadas al proceso, potenciando sus propias habilidades.

 

 

Parte de las potencialidades del coaching se encuentra en sus principios, dentro de los principales se puede encontrar:

 

  • Cada persona tiene todos los recursos en su interior a ser desarrollados y potenciados

  • El proceso se enfoca en facilitar el autodescubrimiento de las personas

  • Existe un enfoque hacia la solución de problemas

  • La prioridad es promover el desarrollo del coachee

  • Se busca elevar el nivel de conciencia del coachee con el fin de lograr cambios profundos

  • Foco en que el coachee asuma la responsabilidad como parte fundamental del cambio

  • Existe una perspectiva sobre el aprendizaje como un compromiso personal con el cambio

 

En las diferentes organizaciones, los líderes tienen como parte de sus objetivos el desarrollo de las personas o de sus equipos. El liderazgo tiene relación con la capacidad de influir para lograr objetivos significativos con la participación y compromiso de otros. Por lo tanto, es muy importante potenciar el liderazgo, de modo de lograr las metas propuestas y con el compromiso y motivación que esto requiere.

 

Por lo tanto, ¿qué habilidades del coaching es importante que desarrollen los líderes para el desarrollo de sus equipos?

 

1. Establecer confianza y rapport:

Generar un ambiente de confianza es muy importante para que las personas puedan conversar de sus preocupaciones, problemas, de aquello que no saben cómo resolver, o si estiman que requieren potenciar alguna habilidad. Para esto es necesario confiar en sus líderes y ellos son responsables de generar este ambiente.

Para lograr esto, es importante establecer el rapport, que tiene que ver con la empatía y ponerse en el lugar del otro. Hacer un esfuerzo por entender, comprender desde el mundo del otro cuáles son sus preocupaciones. Para esto es importante considerar la comunicación verbal y no verbal, considerar la forma en que la persona de mueve, el tono de la voz, su estado anímico, sus palabras. Es necesario usar sus palabras y establecer sintonía con sus movimientos.

 

2. Escucha activa:

Esto tiene relación con estar completamente atentos a lo que la otra persona nos está diciendo. Implica tener paciencia, tolerancia, comprensión. Escuchar lo que quiere decir no para contestar devuelta, sino que para entender la situación y contexto y buscar soluciones (considerando además el contexto organizacional, si es el caso).

 

3. Preguntas poderosas y efectivas:

Parte fundamental del coaching son las preguntas poderosas o efectivas que buscan llevar al coachee (cliente de coaching) a una reflexión más profunda. Son preguntas amplias, que conducen a la acción. Están orientadas a los objetivos y no a los problemas. Contienen presuposiciones positivas, y suelen comenzar con Qué, Cómo, Cuándo, Dónde; en vez de Por qué.

Ejemplos:

¿Qué harás de manera diferente la próxima vez?

¿Cómo lo abordarás?

¿Cuándo realizarás lo planteado?

 

4. Retroalimentación (Feedback):

Entregar retroalimentación a las personas es muy importante para su crecimiento y generar confianza.

El objetivo de entregar feedback tiene que ver con identificar oportunidades de mejora, visualizar nuevos caminos para avanzar y motivar el cambio personal.

Para lograr la motivación, es importante cómo se da feedback. Para esto se debe poner el foco en el objetivo y la acción. Además debe haber una valoración y reconocimiento de los logros y fortalezas de la persona. Los problemas y brechas deben reflejarse como oportunidades, y es importante que sea descriptivo y con ejemplos concretos.

No basta con decirle a una persona “lo has hecho bien o mal”; es importante decir qué aspectos se han realizado correctamente para poder replicarlos, y qué aspectos concretos mejorar para poner los esfuerzos de manera adecuada.

 

Lo anterior, implica un trabajo intenso e interno por parte de los líderes. En algunos casos ellos forman parte de un proceso de coaching para mejorar estas y otras habilidades personales, sin embargo lo anterior son algunas habilidades relevantes a considerar para potenciar el desarrollo de las personas y que puede motivar un cambio desde un enfoque directivo, en el que las personas reciben órdenes, les entregan las soluciones y respuestas; hacia uno no directivo, en el cual hay foco en el desarrollo de personas, en el aprendizaje dinámico y constante, en generar preguntas que lleven a la reflexión y a entregar retroalimentación para el crecimiento y motivación.

 

P.D.:Si quieres conversar, puedes escribirme a mjrivera@goupcoaching.com

 

¡Nos vemos!

 

María José Rivera J.

Coaching para emprendimiento y liderazgo

 

Please reload

Teléfono

+56 9 88282629

 


 

Sígueme y conectémonos

  • Facebook
  • Instagram Social Icon
  • LinkedIn Maria Jose Rivera
  • YouTube Maria Jose Rivera

Dirección: Av. Tajamar 481, of. 1902, Torre Norte, Las Condes

© Go Up Coaching - María José Rivera

Todos los derechos reservados 2015-2020