5 Ventajas de empezar tu negocio mientras trabajas

 

¿Quieres tener un trabajo con propósito y dejar tu huella? ¿Quieres ser tu propi@ jef@ y tener mayor libertad para tu vida social, compartir con tu familia y viajar?

 

¿Quieres hacerlo de una manera que te parezca menos riesgosa? ¿Tienes un trabajo actualmente y aún no quieres dejarlo?

 

Te entiendo perfecto, porque yo estuve ahí…

 

Lo primero es ¡felicitarte por querer dar este primer paso!...

 

No hay una única receta para el amor, ni para la vida, ni para emprender...

 

Ya sea que quieras hacerlo en paralelo, o lanzarte desde ya, no hay una manera única y perfecta de hacerlo; sin embargo sí hay estrategias, modelos y estados mentales beneficiosos y que nos facilitan el momento de emprender.

 

Yo empecé a desarrollar mi emprendimiento en paralelo, en primer lugar, porque cuando descubrí el Coaching me encantó y empecé a pensar miles de formas para aplicarlo y ayudar a otros. Por lo tanto quise empezar a poner en práctica todo lo aprendido en cuanto terminé mi primer diplomado y certificación. Luego una cosa llevó a la otra, y decidí que, dado que afuera no estaba disponible para mí ni el cargo ni el trabajo de mis sueños, entonces yo lo crearía para mí...

 

Así empezó el viaje para emprender, y tú también puedes empezar el tuyo... Si quieres tener mayor confianza y seguridad antes de lanzarte, hacerlo en forma paralela es una excelente alternativa.

 

A continuación te comparto 5 ventajas de iniciar tu emprendimiento en forma paralela:

 

1) Definir tu idea y modelo de negocio, estableciendo las bases sólidas para partir tu emprendimiento, antes de dejar de percibir tus actuales ingresos; logrando un avance significativo y fundamental, disminuyendo los riesgos considerablemente. 

 

Puedes desarrollar y profundizar en este punto, descargando GRATIS mi "Mapa para Definir tu Emprendimiento", haciendo click aquí.

 

2) Poner en práctica tu idea de negocio antes de dejar tu trabajo actual. Una de las claves al momento de emprender es hacerlo de manera "liviana" (que viene del concepto en inglés de "lean start-up” y metodologías ágiles). Esto apunta a tener feedback de tu cliente lo antes posible, moverte rápido. No tienes por qué emprender arrendando una oficina enorme ni con altos costos fijos antes de llegar a tu cliente, sino todo lo contrario. La idea es partir con prototipos o ideas que pueden no estar completamente listas ni perfectas, pero que empiezas a poner a disposición de clientes antes de finalizada para ver si la idea tiene "futuro" o aceptación, y así ir haciendo los ajustes necesarios. De esta manera enriqueces y mejoras tu producto o servicio y disminuyes tus riesgos.

 

Por ejemplo, si quieres saber si tu producto le gusta a la gente (luego de haber pensado en tu cliente ideal, el problema que tienen y la solución que planteas), puedes hacer un prototipo, muestra, degustación, etc. para mostrarles y luego hacer encuestas.

 

Si piensas más bien en servicios y por ejemplo quieres hacer cursos, puedes hacer una versión piloto y así obtener testimonios que te darán credibilidad cuando lances una nueva versión definitiva, y así también ganas experiencia. Se trata de ir “poniendo a prueba" tu producto o servicio, teniendo un feedback temprano que te permita mejorar.

 

3) Tener mayor confianza y seguridad para lanzarte. Al empezar a poner en práctica tu idea y estrategia, adquirirás más experiencia y podrás ir mejorando tu producto o servicio, lo que te dará más confianza y seguridad para luego lanzarte con todo y contribuir en la vida de otros. 

 

4) Puedes invertir en tu negocio para desarrollarlo como: cursos, asesorías, consultorías, estudios de mercado, capacitaciones, mentorías, etc. Esto con el fin de tener una base sólida, y adquirir herramientas que te potencien en tu desarrollo personal y profesional y que contribuyan a trabajar aspectos estructurales y mentales para lanzar tu proyecto.

 

5) Ahorrar para tener fondos al momento de emprender. Esto también te dará más confianza y tranquilidad... Si bien con los puntos anteriores tendrás una base sólida para tu proyecto, no puedes olvidar la parte financiera y el famoso flujo de caja, especialmente si al inicio puede que no tengas el número de clientes deseados. No es quedarte toda la vida ahorrando, pero tienes que tener claridad de tus costos personales (tus costos fijos y aquello que estás dispuest@ a negociar/tranzar) y la estructura de costos de tu negocio. Así, tener ahorros te permitirá estar más tranquil@ al dar este paso, especialmente para aquellos meses en que podrías no tener los ingresos deseados.  

 

¿Cómo te planificarás en relación a los puntos anteriores para iniciar tu emprendimiento y vivir una vida con propósito?

 

¡Un abrazo y éxito!

 

María José Rivera

Coaching para Emprendimiento y Liderazgo

 

 

Please reload

Teléfono

+56 9 88282629

 


 

Sígueme y conectémonos

  • Facebook
  • Instagram Social Icon
  • LinkedIn Maria Jose Rivera
  • YouTube Maria Jose Rivera

Dirección: Av. Tajamar 481, of. 1902, Torre Norte, Las Condes

© Go Up Coaching - María José Rivera

Todos los derechos reservados 2015-2020